LA ESTACIÓN

El ferrocarril llegó a Bilbao, más concretamente a Abando, que en aquella época era un municipio independiente, el 1 de marzo de 1863 con la apertura del tramo Bilbao-Orduña de la línea de ferrocarril que buscaba unir la provincia de Vizcaya con la meseta, vía Miranda de Ebro, y que finalmente se prolongó hasta la localidad navarra de Castejón, que se encuentra cerca de Tudela.3 Por ello la compañía encargada de las obras y por ende de construir la primera estación de Bilbao se bautizó como Compañía del Ferrocarril de Tudela a Bilbao. Dicha compañía tuvo como ingeniero jefe a Charles Blacker Vignoles quien realizó el proyecto de la estación dándole un claro estilo inglés.4 En 1865 la compañía se declaró en suspensión de pagos por no poder superar las dificultades económicas derivadas de la inversión realizada en la construcción de la línea y fue intervenida por el Banco de Bilbao.5 En 1878, fue absorbida por Norte que mantuvo la titularidad de la estación hasta la nacionalización del ferrocarril en España en 1941 y la creación de RENFE.